Arbitraje y Mediación

Mediante el Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, en Panamá se regulan las materias de arbitraje, conciliación y mediación.

Se pueden establecer instituciones de arbitraje siempre que cuenten con la autorización del Ministerio de Gobierno y Justicia.

Como centro comercial y financiero se pueden ofrecer los servicios de arbitrajes comerciales nacionales e internacionales.

Existen centros especializados para conocer de las solicitudes de arbitrajes institucionalizados en derecho o equidad nacionales e internacionales.

Los procedimientos son sencillos de fácil comprensión y aplicación y no hay una exigencia procesal. El laudo alcanza valor de cosa juzgada y de ejecutabilidad.

También se reconoce la conciliación como método de solución pacífica de conflictos, a través del cual, las partes gestionan la solución de sus propios conflictos con la intervención de un facilitador, llamado Conciliador debidamente calificado.

La Mediación como método alternativo para la solución de conflictos es un procedimiento adversarial cuyo objetivo es buscar y facilitar la comunicación entre las partes mediante la intervención de un tercero idóneo llamado Mediador, con miras al logro de un acuerdo proveniente de éstos, que ponga fin al conflicto o controversia. La mediación puede ser pública o privada y también puede ser institucional o independiente y pueden someterse al trámite de mediación las materias susceptibles de transacción, desestimiento y negociación y demás que sean reglamentadas. Estas materias abren un ámbito profesional nuevo en Panamá que permite a las compañías, tanto nacionales como internacionales alcanzar un entendimiento pacífico entre las partes en controversia a un menor costo legal.